El Proyecto Forestal de Investigación y Desarrollo de Sonae Arauco, tiene como objetivo identificar las especies adecuadas para la correcta ubicación y así, ayudar a los productores forestales a aumentar significativamente su producción. Sólo en el primer año, la empresa invertirá 150.000 euros.


Ya ha comenzado la segunda fase del Proyecto de Investigación y Desarrollo (I + D) de Sonae Arauco aplicado al bosque nacional, durante la cual se prevé plantar 21.600 pinos en un área de aproximadamente 24 hectáreas. Los seis lugares seleccionados para tal efecto, están distribuidos por el norte y centro de Portugal y presentan diferentes tipos de suelo y clima, lo que nos permitirá valorar qué especies se adaptan mejor a cada ambiente.


Este proyecto forestal desarrollado y financiado por Sonae Arauco, una de las mayores empresas de soluciones a base de madera del mundo, está en marcha desde julio de 2020 y tiene como objetivo ayudar a los productores forestales a incrementar significativamente su producción, contribuyendo así, a revertir la tendencia a la baja en la superficie plantada en el país.
Nuno Calado, director de Sostenibilidad y Bosques en Sonae Arauco, explica: «Los 21.600 pinos se plantarán en Figueira da Foz, en Pombal, Mangualde, Arouca y Ribeira de Pena, en zonas costeras e interiores, en zonas arenosas, suelos de pizarra y granitos, y con una precipitación media que varía entre los 900 mm/año y 1.800 mm/año. Tendremos 21.600 pinos del ensayo, más 5.500 plantas fronterizas aproximadamente».


Los lugares de plantación se eligieron en colaboración con el Instituto para la Conservación de la Naturaleza y de los Bosques (ICNF, por sus siglas en inglés).
El rendimiento de los 21.600 pinos —resultante de una siembra realizada en el vivero de Furadouro (Altri Florestal) de más de 100.000 semillas de pino marítimo y especies de pino radiante, de cuatro programas de cultivo en Portugal, España, Francia y Chile— serán supervisado y evaluado periódicamente.
«La complejidad de este proyecto está asociada, en parte, a la trazabilidad de cada especie y cada planta. Es una operación logística muy detallada: en esta etapa, era necesario poner una etiqueta con un código específico en cada planta y tendremos que controlar estrictamente toda la plantación», añade el oficial a cargo.
El proceso ahora en curso se repetirá el próximo año, con el fin de eliminar el efecto climático en los resultados. En una etapa posterior, las zonas de prueba también servirán como áreas de demostración.


A largo plazo, el proyecto pretende reproducir las plantas seleccionadas a escala, lo que permite a los productores forestales de Portugal tener acceso a plantas de alta calidad genética y productividad, que contribuye a incrementar la rentabilidad de la cadena de valor del pino.
El Proyecto de I + D Forestal de Sonae Arauco tiene como objetivo contrarrestar la tendencia al declive del pino marítimo, registrada en las últimas décadas, así como contribuir a alinear la disponibilidad de materia prima, con una mayor demanda prevista en el mercado de soluciones sostenibles, como la madera.


Entre 2005 y 2019, el volumen creciente de pino marítimo disminuyó un 37%. Entre 1995 y 2015 se perdió el 27% de la superficie plantada, el equivalente a más de 13.000 campos de fútbol cada año. Dado que la sostenibilidad es parte integral de la estrategia de Sonae Arauco, la empresa pretende ser un agente de cambio en el sector y apoyar el desarrollo del bosque nacional.